Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad

Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad

Las interioristas de Se Studio proyectan una terraza con cocina exterior en un piso ubicado en El Born (Barcelona). ¡Que viva el buen tiempo y el color!

Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad
Las interioristas Anna Uchevatova y María Sánchez Foz, ©Katia Shtina

Un interiorismo de ideas sencillas y contemporáneas

La arquitecta rusa Anna Uchevatova y la diseñadora de interiores española María Sánchez Foz me contactaron hace unos días para presentarme uno de sus últimos proyectos. Indagando acerca de su trabajo, les propuse publicar Colorful Terrace, una de sus recientes obras. ¿Por qué? Porque me llamó la atención el uso del color, el mobiliario de diseño y la cocina exterior. Elementos que, en su conjunto, aportan alegría y optimismo a un espacio de exterior. Y que, por tanto, lo hacen único, también.

Anna y María se presentan en su web diciendo: «Somos un estudio de interiorismo especializado en espacios residenciales. Nuestro objetivo es agregar valor a nuestros proyectos, prestando especial atención a las necesidades de los clientes y creando espacios que satisfagan sus necesidades. Realizamos las ideas de nuestros clientes de forma sencilla y contemporánea, creando espacios armoniosos en los que prima el equilibrio entre estética y funcionalidad».

Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad
La cocina, Born, Barcelona, Se Studio, ©Katia Shtina

Una cocina exterior perfectamente integrada al ambiente

Para esta terraza, las interioristas explican en un texto que me envían: «Colores frescos y ambiente mediterráneo. Eso es lo que se pretende transmitir en esta terraza privada en pleno barrio del Born en Barcelona. Se trata de un espacio aislado en el que desconectar del ajetreo de la ciudad y pasar largos días de primavera».

La guinda de este proyecto es su cocina exterior: «Con puerta plegable permite abrirla fácilmente e integrarla en el ambiente o cerrarla y camuflarla completamente con un solo movimiento. Su gran mesa y sofá lo convierten en el espacio perfecto para una divertida reunión con amigos, y no falta un rincón acogedor en el que relajarse».

La superficie de la terraza es de 35 metros cuadrados. En ella se ha confiado en las firmas Sunbrella (Icon collection) para la tapicería exterior. La marca italiana Pedrali se deja ver en las lámparas Giravolta en distintos acabados y modelos, diseño de Alberto Basaglia y Natalia Rota Nodari. Los sofás y mesitas así como la mesa y sillas Luxembourg pertenecen a la firma francesa Fermob. La tarima exterior es de Daiba, el trabajo de ebanistería es de Gomar y la cerámica es la colección Mare Nostrum de Natucer.

Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad
Terraza El Born , ©Katia Shtina
Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad
Mobiliario de Fermob, ©Katia Shtina
Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad
El diseño de la cocina exterior permite que se integre perfectamente al ambiente, ©Katia Shtina
Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad
La cocina está diseñada con puertas plegables, ©Katia Shtina
Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad
Terraza El Born, ©Katia Shtina
Una terraza con cocina exterior para desconectar de la ciudad
Una terraza para disfrutar todos los días del año, ©Katia Shtina